En los gastos específicos de cada edificio se incluye la limpieza de los elementos considerados comunes.